Saltar al contenido

12 consejos para sobrevivir a una personalidad narcisista

febrero 27, 2021

No siempre podemos terminar una relación con un narcisista. ¿Qué hacer en este caso? ¿Cuáles son los consejos para convivir con este tipo de personas?

A veces dejando un persona narcisista no es una opinión. Un padre puede reconocer que su hijo adulto es narcisista pero desea desesperadamente mantener una relación básica. Un cónyuge puede no estar dispuesto a dejar a su pareja narcisista por varias razones, como dinero, compromiso o (me atrevo a decir) amor. Un niño puede darse cuenta de que su padre es un narcisista, pero es posible que no quiera o no pueda separarlo de su vida. Y muchas otras razones …

Entonces, ¿cómo puede una persona aprender a vivir con egoísmo, arrogancia, superioridad, todos los días sin perder la cabeza? ¿Cómo tolerar que el narcisista use la intimidación para controlar, la intimidación para convencer, el silencio para evitar la intimidad, la ira para ocultar inseguridades y los regalos para mostrar su amor?

Es posible y aquí hay algunas sugerencias:

  1. Estúdialos. Ninguno de los siguientes consejos funcionará a menos que una persona quiera salir de la relación y estudiar al narcisista. Esto es esencial para obtener más información, aprender a desapegarse emocionalmente y restablecer los viejos argumentos habituales. Cuando una persona es capaz de analizar y sistematizar el comportamiento narcisista de manera imparcial, aporta claridad de pensamiento y restablece el equilibrio emocional.
  2. Recuerda su narcisismo. La mayoría de los narcisistas están orgullosos de su narcisismo y lo citan como el aspecto positivo de su personalidad. Aunque el intercambio inicial del diagnóstico no va tan bien, el efecto secundario tiende a ser mucho mejor. Declaraciones como «cuidado con los truenos», hechas en un tono no sarcástico, pueden ser muy efectivas siempre que la relación sea confiable y valorada por el narcisista.
  3. Comprender el ciclo del abuso. El ciclo de la violencia narcisista es único y consta de cuatro fases: sentirse amenazado, abusar de los demás, convertirse en víctima y sentirse fuerte. Aprender las características de identificación de cada paso permite a una persona detener el ciclo.
  4. Discernir las tácticas del abuso. Afortunadamente, los narcisistas son criaturas de hábitos, por lo que cuando han descubierto una táctica de abuso exitosa, se repite. Hay siete formas en que se puede abusar de una persona: física, emocional, verbal, mental, financiera, sexual y espiritualmente. Algunos ejemplos incluyen agresión, confusión, distorsión de la verdad, iluminación de gas, acceso limitado al dinero, coerción sexual y pensamiento dicotómico. Mire la táctica como si fuera un espectáculo en lugar de tomárselo como algo personal.
  5. Seguir el juego. Los narcisistas usan su encanto para atraer a otros al hacer una pregunta sobre la otra persona. Sin embargo, a menudo no se molestan en escuchar la respuesta y a menudo interrumpen con una historia sobre sí mismos. En lugar de enojarte, tómate el tiempo. Juegue un juego para ver qué tan rápido cambia el tema y trate de ahorrar tiempo con cada interacción.
  6. Cuidado con los regalos sorpresa. La historia del caballo de Troya es un ejemplo apropiado de dones narcisistas. Para entrar en la ciudad griega de Troya, se llenó una casa de madera con hombres del ejército. Una vez que el caballo estuvo dentro de las puertas, los hombres salieron y pasaron el pueblo. Cada regalo sorpresa de un narcisista debe tratarse con precaución en lugar de ingenuidad.
  7. Alimenta el ego. Para prosperar, los narcisistas necesitan un suministro diario de atención, afirmación, afecto y adoración. Un simple comentario de «te ves increíble», «eres tan bueno en eso» o «eres increíble» tendrá el efecto deseado. Descubre formas de mostrar tu aprecio y agradecimiento al narcisista a diario y la rabia disminuirá drásticamente. Esto no es manipulación, sino más bien una comprensión básica de cómo funciona el trastorno de la personalidad.
  8. Restablece las expectativas. Los narcisistas son conocidos por su falta de empatía por los demás. Si bien esperan simpatía por sí mismos, no comerciarán. Esta ausencia empática es un ciego que mantiene a los demás a distancia y limita la privacidad. Cuando se necesita compasión, busque otra fuente en lugar de exigírsela al narcisista.
  9. Protege las inseguridades. Con demasiada frecuencia, cuando una persona se entera de las inseguridades ocultas del narcisista, las plantea como represalia como un ataque ofensivo. Esto solo aumenta la reacción narcisista porque se ven obligados a defenderse y aumenta su vergüenza percibida. En cambio, ayude al narcisista a proteger sus inseguridades al verlo más como un tesoro escondido que no debe ser expuesto.
  10. Pon límites. Uno de los límites más fáciles de establecer es evitar el juego de la culpa. Los narcisistas no se disculparán por sus errores, pero exigirán tal humildad de los demás. Incluso pueden exagerar el error de otro para restarle importancia al suyo. En cambio, coloque cada error en su propio contexto, niéguese a disculparse solo para mantener la paz y resista la tentación de culpar al narcisista. No se vuelva como ellos cuando intente aprender a vivir con ellos.
  11. Evite la vergüenza. El mayor mal para un narcisista es ser humillado públicamente. A veces esto es inevitable, como ocurre con los políticos y sus innumerables escándalos. Hilary Clinton optó por «defender a su hombre», lo que no dañó en absoluto su reputación. Los narcisistas valoran la lealtad, especialmente cuando llega en el momento más embarazoso.
  12. Encuentra el lado positivo. Un trastorno de la personalidad no hace que una persona sea mala; simplemente cambia su capacidad para percibir la realidad con precisión. Algunos días puede ser más difícil encontrar el lado positivo en el narcisista que en otros, pero con un poco de práctica, este ejercicio se vuelve más fácil. Por cada frustración dirigida a ellos, contrarrestarla con una declaración positiva. Incluso a los más simples les gustará «limpian bien» o «cuentan grandes historias».

Es importante tener a alguien fuera de la relación de su lado cuando las cosas se ponen difíciles … ya sea un consejero, un amigo o un familiar, su aliento puede reconstruir la fuerza en caso de debilidad.