Saltar al contenido

5 hábitos mentales que limitan tu forma de pensar

junio 18, 2021

Nuestro cerebro es como una computadora que puede tener dificultades para realizar múltiples tareas y, a veces, está contaminado con pensamientos que le impiden alcanzar su máximo potencial.

Nuestro cerebro es como un procesador de computadora: tiene una capacidad de procesamiento de información y una necesidad de fluidez que permitirá las conexiones correctas. Cualquier obstáculo de pensamientos contaminantes y / o emociones negativas fuertes degradará esta capacidad de procesar información que no le permite utilizar todo su potencial.

El flujo de información y la capacidad de actuar a veces pueden ralentizar determinadas tareas. Sin embargo, muchas tareas simultáneas no afectan nuestra capacidad para trabajar o estudiar. Muchos de nosotros podemos trabajar o hacer nuestra tarea mientras escuchamos música o leemos un libro mientras comemos.

Todos tenemos recursos intelectuales explotables, pero nuestra forma de pensar puede reducirlos considerablemente. No nos damos cuenta de que estos hábitos son perjudiciales y, por tanto, es mejor intentar frenarlos para beneficiarnos de nuestra capacidad de procesar la información en su conjunto.

5 hábitos psicológicos comunes que impiden un buen funcionamiento intelectual

Tener el blues

Repasar su nerviosismo, frustración o eventos dolorosos una y otra vez puede saturar nuestras mentes con pensamientos o perturbarnos emocionalmente, limitando severamente nuestros recursos intelectuales. Además de afectar nuestro funcionamiento cognitivo, reflexionar o reflexionar puede representar un peligro real para nuestra salud emocional e incluso física.

La culpa no resuelta

Algunas personas a menudo se culpan a sí mismas. Cuando este es el caso, la persona se disculpa repetidamente o toma decisiones para resolver ese sentimiento de culpa. Sin embargo, cuando la culpa no está justificada o exagerada, crea una pérdida significativa de energía en el individuo que dificulta enormemente el funcionamiento cognitivo. Por tanto, es importante reaccionar con discernimiento sobre el objeto de la culpa. Y recuerda que todos tenemos derecho a cometer errores. Lo principal es estar pendiente de ellos para no volver a empezar. Y para liberarse de la situación.

La queja ineficaz

Muchas personas están más felices de compartir sus frustraciones con sus seres queridos que de buscar realmente resolver sus dificultades. El problema es que cada vez que nos quedamos en la queja entramos en un estado de nerviosismo, frustración e ira que consume mucha energía. Esta actitud, por tanto, es perjudicial y no aporta ninguna solución.

shutterstock-548046463.jpg

Analizar demasiado el rechazo

El rechazo crea un dolor emocional que impacta significativamente nuestro estado de ánimo y por lo tanto nuestro funcionamiento cognitivo. También tiende a hacernos más críticos con nosotros mismos, un hábito que poco a poco destruirá nuestra autoestima. Por lo tanto, corremos el riesgo de encontrarnos en un estado de angustia emocional duradera, que impacta nuestro razonamiento emocional haciéndolo inestable y frágil.

Preocuparse

Mucha gente no cree que preocuparse sea algo malo. “Soy alguien a quien le importa mucho”, puede decir con una sonrisa avergonzada. Pero la preocupación crea un estado emocional incómodo y desagradable. Cuando nos preocupamos por algo, ocupa toda nuestra mente y nos atasca en nuestro funcionamiento. No siempre es fácil tener un pensamiento informado sobre nuestra forma incorrecta de pensar. Solo sea consciente del momento presente y de nuestros pensamientos intrusivos y diga STOP y tome el control de su estado de ánimo positivo.

Pero si esto se convierte en una forma de trabajar para ti, entonces sería mejor consultar a un terapeuta para recuperar todas tus capacidades para vivir el momento presente y no repetir fracasos.

¿Necesitas compartir tus ideas, opinión sobre la pregunta o debatir sobre un tema psicológico? Nuestra comunidad de usuarios y profesionales está a tu disposición.