Saltar al contenido

5 pruebas de que eres perfeccionista

junio 17, 2021

¿Crees que eres perfeccionista o te definen como tal? ¿Cómo puede estar seguro de esto y cómo puede liberarse de esta necesidad de perfección?

Demostrar altos estándares de uno mismo y / o hacia los demás es una cualidad, siempre que este requisito esté justificado y medido. Si tu necesitas perfección se convierte en una obsesión y se apodera de ti, podrías ser perfeccionista… ¡Para bien y para mal!

  • ¿Se está enfocando más en lo que no ha logrado que en lo que ha ganado?

  • Otras personas te han dicho que tu Criterios están demasiado alto ?

  • ¿Le preocupa no poder cumplir con sus criterios?

  • Si alcanza una meta, ¿tiende a elevar los estándares nuevamente?

  • ¿Suele evitar o retrasar las tareas en las que tiene miedo de fracasar?

Si las respuestas a estas preguntas son afirmativas, es posible que tenga rasgos perfeccionistas, que, si es demasiado rígido, puede interferir con su estilo de vida y sus relaciones interpersonales.

¿Qué caracteriza a un perfeccionista?

Una persona perfeccionista Es caracterizado por dependencia excesiva de la autoevaluación : la búsqueda de estándares autoimpuestos y personalmente exigentes en al menos un área, aunque esto tiene consecuencias negativas. Puede asociarse con trastornos prolongados como trastornos alimentarios, ansiedad o depresión (Shafran et al., 2002).

A menudo considerado como una cualidad, êser perfeccionista sin embargo usa aspectos todo también positivos que negativo :

1) Tiendes a establecerte altos estándares personales y te esfuerzas constantemente por superarte.

2) Evalúa su comportamiento de manera dura e inflexible.

3) Dudar de sí mismo y de sus cualidades, siente la necesidad de agradar siempre.

4) Tienes una necesidad constante de organización, precisión y control.

5) No puedes soportar el fracaso y el miedo al fracaso te persigue todos los días.

El hecho deser perfeccionista puede subdividirse según si la persona tiene un perfeccionismo orientada hacia sí misma o hacia los demás:

  • perfeccionismo orientado hacia sí mismo que se caracteriza por la prueba continua de sus propios estándares, que nunca son suficientes;
  • perfeccionismo orientado hacia los demás en el que hay una tendencia a imponer estándares poco realistas a los demás y a evaluarlos rígidamente;
  • perfeccionismo socialmente prescrito donde existe la idea de que otros tienen expectativas altas y poco realistas y que criticarán y desaprobarán si no se cumplen los estándares.

Origen del perfeccionismo

A menudo, detrás del perfeccionismo, encontramos experiencias de vida caracterizadas por familias devaluadas y paralizantes, a las que la persona reacciona elevando los estándares, porque era la única forma de evitar estas críticas. O familias duras y centradas en el deber donde las expectativas y críticas de los padres eran altas.

En cualquier caso, detrás del aspecto rígido de la perfección y los altos estándares, hay ideas de poco valor y / o antipatía, que la persona ha tratado de llenar o sobrecompensar a través de estas estrategias para que esto suceda.

Los aspectos positivos y negativos del perfeccionismo

Pero el perfeccionismo no es solo negativo, cuando es funcional y adaptativo, tiene consecuencias positivas como:

  • la necesidad de orden, organización, precisión que favorezca el avance de sus actividades;
  • altos estándares personales y expectativas de desempeño que pueden conducir al éxito profesional;
  • Niveles autocríticos sobre su capacidad para lograr metas y cumplir con los estándares que promueven la comprensión del nivel que puede alcanzar

Perfeccionismo adaptativo se asocia a una mayor afectividad positiva, menos estrés, vergüenza, ansiedad y más optimismo, orgullo y autoestima. Más éxito y satisfacción en el estudio.

Perfeccionismo clínico

Por otro lado, elEl perfeccionismo clínico o mórbido es una forma rígida y disfuncional de abordar tareas y metas. a alcanzar: implica dudas sobre las propias acciones, inquietudes, exceso de errores y relaciones sociales influidas por ideas perfeccionadas.

Se asocia con efectos negativos como ansiedad, hostilidad y vergüenza, depresión y estado de ánimo disfórico, menor éxito y satisfacción en el estudio, malestares menos positivos, autoestima y menor autoconfianza y menor bienestar general.

¿Cómo lidiar con el perfeccionismo?

En primer lugar, es útil enumerar los pros y los contras para saber cuál es la motivación del cambio. A menudo, de hecho, el perfeccionismo es egocéntrico (es decir, se percibe que es coherente con sus propias necesidades y deseos), pero las consecuencias en las relaciones y en la vida diaria pueden ser catastróficas. Por lo tanto, es bueno estar motivado para relajar este aspecto de su personalidad, de lo contrario se vuelve aún más difícil intervenir para cambiar.

Entonces es útil establecer metas concretas (¡que no son perfeccionistas!) que ayudarán a encontrar las estrategias adecuadas para lograrlos. Par exemple, «être moins strict avec soi-même» est un objectif trop général qui pourrait être opéré ainsi : «ne me critiquez pas si je sors 10 minutes plus tôt du travail» ou «me complimenter moi-même même si le risotto est demasiado salado».

Las metas también deben ser de mediano (diario o semanal) y largo plazo (mensual, anual) y deben terminar de acuerdo a sus capacidades y necesidades.

También es útil para cuestionar los pensamientos que tiene cuando tiene miedo de que algo esté saliendo de su control o que podríamos cometer un error. Empiece por anotar (y anotar) este tipo de pensamientos y luego busque una alternativa, quizás preguntándose qué haría una persona que valora, viendo las cosas de manera más realista y constructiva, aceptando su perfeccionismo («Comente ¿puedo aceptar ser imperfecto? «).

Desde una perspectiva conductual, es útil luego exponerse a situaciones «imperfectas», quizás partiendo de los que menos nos preocupan, para acostumbrarnos a la idea. Por ejemplo, comenzar a dejar la toalla en el piso puede ser más fácil que no terminar un trabajo de oficina.

Este comportamiento traerá malestar o ansiedad, que deben manejarse a través de ejercicios de relajación, diálogo interno funcional o simplemente estando con esa emoción que tarde o temprano se va.

Si nos exponemos repetidamente, por ejemplo dejando la toalla en el suelo, poco a poco nos acostumbraremos a la situación y ya no sentiremos la ansiedad de pasar a la siguiente exposición.

¿Cuándo llamar a un profesional?

A veces, invertir en un cambio no es suficiente, hay condiciones que requieren ayuda para salir de la trampa del perfeccionismo. Si se siente abrumado por las críticas, ve las consecuencias para su estado de ánimo, un alto nivel de activación emocional y las relaciones interpersonales que se vuelven inmanejables, busque ayuda profesional, que le ayude a comprender cuáles son los «bloqueos» y le proporcione las estrategias más adecuadas. útil para ti.

Y recuerda siempre que ni la terapia ni el terapeuta son perfectos, pero es precisamente gracias a las dudas, imperfecciones que es posible ser más flexible y aprender de los errores, para vivir una vida que valga la pena vivir incluso en la imperfección!