Saltar al contenido

6 señales que demuestran que estás en una relación tóxica

junio 22, 2021

Para evitar este tipo de relaciones que comprometen nuestro bienestar psicológico, es fundamental poner límites de forma inmediata.

Amigos, familiares o compañeros, aquellos que tengan una actitud tóxica hacia nosotros pueden reunirse en cualquier lugar. En casa, en el trabajo o en el bar donde tomamos un café todos los días.

Estos individuos, a menudo llamados «personas tóxicas» (pero una expresión que intentaremos evitar para evitar cualquier forma de etiquetado), pueden causarnos un sufrimiento o malestar significativo, por lo general tienen rasgos narcisistas y comportamientos que nos hacen sentir mal. Vida imposible. Estar en contacto con personas que exhiben un comportamiento tóxico realmente puede poner en riesgo nuestra salud.

¿Cuáles son las señales que deberían preocuparle?

No siempre es obvio si nuestros seres queridos se comportan de manera tóxica con nosotros o no, porque no tenemos la distancia suficiente para darnos cuenta. Aquí hay seis señales que deberían alertarlo y pueden significar que está en una relación tóxica.

Egocentrismo

Las personas con comportamiento tóxico simplemente hablan de sí mismas, de sus vidas y de sus experiencias. No les interesa escuchar lo que los demás tienen que decir, especialmente por su falta de empatía. Esto es también lo que les hace no tener reparos en utilizar a otros para lograr sus objetivos.

Pesimismo

Generalmente, las personas que se involucran en comportamientos tóxicos pueden ser muy pesimistas y «infectar» exitosamente a otros con su negatividad. A menudo se dice que este pesimismo es inmediatamente visible. En realidad, es más complejo que eso: muchas veces son personas que se esconden detrás de un aparente optimismo, una fachada positiva pero que, en realidad, intentan influir en los que les rodean con sus pensamientos negativos.

Persecución

Ésta es una de las características clásicas de las personas con comportamiento tóxico: se sienten víctimas eternas y utilizan esto para influir en los demás. Siempre son víctimas de algún suceso o mala suerte, y muchas veces piden ayuda por ello, pero nunca hacen nada de su lado para salir de su situación. Al hacerlo, transmiten esta idea de victimización y pesimismo constantes.

Dependencia emocional

Es muy difícil alejarse de las personas que se comportan de manera tóxica debido a su adicción emocional. De hecho, afirman hacernos agradar o amarlos, ya sea a través de la victimización o la insistencia y, en algunos casos, la ira. Este comportamiento tiene como objetivo eludir a los demás, pero de una manera que nos hace dependientes de ellos.

Envidia

Una de las características de las personas con comportamientos tóxicos que más afectan nuestra autoestima es la envidia. Dado que no sienten empatía y se sienten constantemente víctimas del mundo, sienten ira hacia las personas que logran alcanzar sus metas. Esta es también la razón por la que hablan de manera negativa, y a veces abiertamente, sobre las personas exitosas.

shutterstock-1145322305.jpg

Inconstancia

Estas personas parecen tener personalidades distintas. Por ejemplo, pueden parecer optimistas y pesimistas al mismo tiempo. Estos cambios de humor obligan a sus seres queridos o colegas a mantenerlos felices, dándoles más poder sobre nosotros.

Por supuesto, una persona que adopta actitudes tóxicas no necesariamente exhibe todas estas características, pero puede haber casos en los que se manifiesten simultáneamente en algunos casos.

¿Cómo se sale de una relación tóxica?

Para evitar que estas personas comprometan nuestro bienestar psicológico, es fundamental poner límites de forma inmediata, yendo lo más lejos posible. En algunos casos, será posible ayudar a la persona a tomar un camino que le ayude a superar su narcisismo y su tendencia a manipular a los demás.

La solución más recomendada, sin embargo, es alejarse, si es posible, de la persona y / o circunstancias que nos están causando una ansiedad o vergüenza significativa. Obviamente, es posible escapar de la trampa de una relación tóxica o un comportamiento tóxico si uno siente la necesidad. Pero eso no significa que la víctima de estos comportamientos deba sentirse culpable. Por otro lado, tendrá que reflexionar y trabajar realmente sobre los aspectos de sí misma que la llevan a entablar una relación de este tipo.

Es importante tratar de encontrar soluciones realistas, concretas y autoprotectoras, sin pensar que uno es la persona que logrará salvar al otro. Este pensamiento es precisamente el que impide romper una relación de este tipo, ya sea romántica, familiar o amistosa.

Si desea recibir más información sobre el tema, puede consultar nuestra lista de profesionales especializados en dependencia emocional y relaciones sociales.