Saltar al contenido

7 características de una relación sana

octubre 12, 2021

¿Cuáles son las principales características para reconocer una relación romántica sana?

Compartir tu vida con otra persona no es algo sencillo: el vínculo que se crea en la pareja debe ser sano y atóxico para no iniciar una relación basada en la dependencia o peor aún, en la violencia.

“Amaos, pero no hagáis del amor una cadena. Más bien, que sea un mar que baila entre las orillas de vuestras almas. Llenad la copa de los demás, pero no bebáis de ella. El mismo corte”, Khalil Gibran.

Una relación es un equilibrio a mantener pero que podemos construir y fortalecer día tras día, ignorando los altibajos. Y además, después de la fase en la que nos enamoramos, es fundamental que ambos socios contribuyan al bienestar de la pareja para vivir un amor saludable. Sin embargo, tendemos a restar importancia a los defectos o problemas de cada uno con la relación cuando comienzan, por lo que comprender sus méritos y defectos es esencial para identificar los posibles síntomas de la relación lo antes posible. Una relación tóxica o no funcional.

Estas son algunas de las principales características para reconocer una relación romántica sana.

Buena comunicación

Independientemente del tipo de relación, emocional o profesional, es necesario que ambas partes deseen comunicarse y poder hacerlo de manera eficaz. Esta capacidad es fundamental, sobre todo en los momentos más complejos o cuando es necesario tomar una decisión. Sin la capacidad de expresar sus emociones y escuchar, la pareja está condenada a no entenderse.

Ser honesto

No se trata solo de expresar tus emociones a los demás, sino también de ser honesto contigo mismo. Cuando estamos en una relación, tenemos que ser honestos tanto cuando el otro ha cometido un error como cuando somos responsables.

Confía en el otro

Tener pareja y no confiar en ella es empezar con el pie izquierdo. No se puede tener una historia de amor y al mismo tiempo controlar todo lo que hace el otro mientras lo camufla bajo los celos. Además, este tipo de vínculo puede llevarte a una relación tóxica.

El respeto mutuo

Cuando iniciamos una relación, a menudo amamos todo lo que hace la otra persona, incluidos sus defectos. Pero cuando termina la primera fase de la relación (el enamoramiento), es injusto atacar a la pareja precisamente por esos defectos, intereses o formas de hacer las cosas que tanto amamos al principio. El respeto es fundamental en cualquier relación sana.

Sea un apoyo para el otro

Estar en una relación significa apoyar al otro en sus decisiones evitando solo hacer valer sus propios intereses. Apoyar a la otra persona en su desarrollo personal y profesional es fundamental si queremos crecer juntos.

jojo.jpg

Juntos pero diferentes

Aunque hagamos muchas cosas juntos, nunca debemos olvidar que dentro de una pareja, cada uno tiene su propia identidad que no debe confundirse con la de la pareja. Tener diferentes intereses y experiencias solo fortalecerá a la pareja.

Igualdad de derechos y deberes

Una pareja no puede existir si uno de los dos socios no se compromete a mantener viva la relación. Cada miembro tiene la responsabilidad de dar, recibir y continuar la relación: un intercambio continuo, que permite a la pareja vivir una relación sana.