Saltar al contenido

7 consecuencias negativas de la rumia mental y sus soluciones

abril 16, 2021

¿Tiene pensamientos negativos recurrentes? Pensar en exceso a veces puede ser perjudicial. La rumia mental es uno de los signos de una vida estresante. ¿Sufres de esto?

¿Qué es la rumia?

¿Piensas demasiado en los errores del pasado? No puedes dejar de repetir lo mismo pensamientos viciosos una y otra vez ? La rumia es una de las consecuencias de vida estresante y ansiedad, y si bien es una actitud que muchos de nosotros reconocemos, la mayoría de nosotros no le damos demasiada importancia.

Rumiar o rumiar se compara con un disco rayado que suena constantemente en nuestra mente. Siempre que piensas en la discusión que tuvo lugar con tu pareja o amigos y la reproduces una y otra vez, te enfrentas a tu pensamientos rumiadores. Este círculo vicioso ocurre cuando las personas piensan demasiado o se obsesionan con ciertas situaciones que han ocurrido durante el día.

Muchas investigaciones han demostrado que los pensamientos de los rumiantes están asociados con una amplia variedad de consecuencias que pueden ser verdaderamente negativas (como ansiedad, depresión, consumo excesivo de alcohol, entre otras). Nolen-Hoeksema, profesor de psicología en la Universidad de Yale, señala que el estado de rumiación puede deberse a que las personas tienen una dosis muy alta de estrés en sus vidas. Además, los estudios muestran una clara tendencia en las mujeres a este tipo de pensamientos rumiantes.

Otra de las observaciones del psicólogo Nolen-Hoeksema es que una de las fuerzas impulsoras de rumia es la relación con los demás. A lo largo de las situaciones sociales, los individuos propensos a pensamientos rumiantes tienen la fusión ideal para no dejar de pensar en todo lo negativo que otros puedan haber pensado de ellos.

¿Por qué la rumia conduce a resultados tan dañinos?

Lidiar con un ciclo de pensamientos viciosos y negativos puede ser muy perjudicial para su salud. Rumiar constantemente puede hacer que se ancle al pasado y no aproveche cada momento que el presente tiene para ofrecer. Los pensamientos de los rumiantes siempre se apoyan en los recuerdos de las cosas más negativas del pasado o interpretan situaciones de una manera completamente distorsionada. Tener este tipo de imágenes y discursos en tu mente es una fuente inagotable para ver la vida en tonos mucho más oscuros. La rumia mental consiste en dejar de mirar las cosas buenas del pasado, presente y futuro.

La rumia afecta no solo a la persona en cuestión, sino también a su círculo más cercano. Un individuo con pensamientos negativos constantes hace que sus seres queridos se sientan frustrados por no poder sacarlo de este bucle constante. Además, los sujetos que están inmersos en pensamientos rumiativos pueden sentirse impotentes en muchas situaciones. La razon es que rumia da como resultado un deterioro de la capacidad de resolución de problemas. Si te preocupas tanto por un problema, no podrás superar los pensamientos negativos que siguen apareciendo en tu mente.

Las consecuencias de meditar o pensar demasiado

Estas pensamientos viciosos hacen que las personas no puedan concentrarse en nuevas percepciones y se vean atrapadas en una angustia emocional y psicológica. Si bien parece que reflexionar sobre los pensamientos solo afecta la salud mental, la realidad es que afecta de muchas otras formas.

1. Estás atrapado en un círculo vicioso

Puede considerarse un acto heroico dejar de cavilar. El uso de estos pensamientos de rumiantes puede ser realmente adictivo para las personas. Las personas propensas a la rumia casi se sienten obligadas a seguir haciéndolo.

2. Aumenta la probabilidad de sufrir depresión

Pasa todo el dia rumiar Constantemente te empuja a situaciones y emociones negativas que pueden hacer que caigas en depresión. Estos pensamientos dolorosos hacen que las personas vean toda la realidad distorsionada.

3. La rumia se asocia con un mayor riesgo de abuso de alcohol

Muchas personas cuyas mentes están dominadas por la rumia recurren al alcohol como parche para deshacerse de él. Beber pierde fuerza en la rumia y todas sus consecuencias, como la tristeza y la irritabilidad, pero solo por un momento.

4. Puede provocar trastornos alimentarios.

La comida y las emociones a menudo van de la mano. Algunas personas usan la comida para tratar de lidiar con los sentimientos de angustia que pueden causar nuestros pensamientos.

5. Rumiar fomenta los pensamientos negativos

Centrarse la mayor parte del día en ideas negativas y estados de pensamiento viciosos significa que solo podemos ver esa parte de la vida. Así es como la rumia colorea nuestras percepciones para que comencemos a ver todo con un halo oscuro.

6. Induce una mala resolución de problemas

Quedarse atrapado en este bucle de rumia mental o pensamiento rumiativo lo hace enfrentar la vida con las baterías medio cargadas. Por esta misma razón, ante los problemas cotidianos, estas personas tienen mucha más dificultad.

7. Aumentar el estrés

La rumia constante aumenta las respuestas al estrés tanto psicológica como fisiológicamente. De esta forma, un estado rumiativo incesante puede incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Cómo reducir la rumia?

Si está interesado en cómo dejar de cavilar y tratar dedeja de rumiar, existen métodos probados para ayudarlo a lograr este objetivo. Lo fundamental en estos estados mentales es luchar y ser constante para poder combatirlos y eliminarlos de una vez por todas.

1. Participar en actividades que fomenten el pensamiento positivo

Una de las mejores formas de salir de la rumia es reemplazar la negatividad con pensamientos más positivos. Algunas de las actividades con las que puedes lograrlo son los deportes de equipo o actividades creativas y meditativas como el yoga y las artes. El objetivo de estos pasatiempos es básico: deshacerse de los pensamientos parasitarios y evitar que tomen control de tu mente.

2. Resuelve los problemas

La rumia mental tiene consecuencias como ver problemas donde no los hay. Por eso, uno de los mejores ejercicios para poder superar el acto rumiativo es resolver estas cuestiones que surgen con respuestas racionales. Hacer este ejercicio te hará dejar de lado algo de la negatividad porque verás que no hay una razón lógica para continuar con estos pensamientos.

3. Practica la atención plena

Meditación de atención plena, mejor conocida como Consciencia, es uno de los medios más eficaces contra la rumia mental. Vivir plenamente en el presente y dejar atrás el pasado y el futuro es una de las mejores armas contra este tipo de pensamiento.

4. Ejercicios de respiración

La respiración es una de las herramientas más útiles contra el estrés y los malos pensamientos. Hay muchos ejercicios de respiración para calmar la mente y dejar ir negatividad. Tener espacio para respirar profundamente y hacer ejercicios como este reducirá la rumia.

Aunque todos pueden tener momentos en los que cavilaciones invaden gran parte de su vida mental, la realidad es que muchos de nosotros podemos sufrirlo constantemente. Una de las formas más efectivas de detenerlos será con la ayuda de un psicólogo profesional con quien aprenderás técnicas para despejarlos de tu mente.