Saltar al contenido

7 pasos para despedirse del mal humor

marzo 10, 2021

Los eventos externos y temporales pueden causar mal humor, pero con algunas estrategias simples se puede remediar.

Enojado, intolerante, hostil, nervioso, alguien que siempre ve el lado negativo de la vida y se queja de todo. Aquí hay algunas características típicas cuando alguien está mal humor. A veces es un hecho, todos nos sentimos así. Eventos externos y temporales, como despertarse con el ruido de la obra de un vecino, estrés en el trabajo, una noche de insomnio, una discusión con nuestra pareja o quedar atrapado en el tráfico afectan el estado de ánimo de todos.

Según los psicólogos, este tipo de mal humor «Normal» dura poco tiempo o, más raramente, algunos días. Dado que está directamente relacionado con un evento desencadenante, generalmente ocurre cuando la situación desencadenante se resuelve y no causa más daño a la persona.

Sin embargo, cuando el mal humor dura más de dos semanas, no depende de un motivo concreto y se acompaña de otros síntomas, entonces podemos estar ante una distimia.

¿Qué es la distimia?

La distimia es una desorden depresivo menos grave que la depresión mayor, pero más prolongada y, por tanto, más difícil de diagnosticar. La distimia es persistente y el paciente ha tenido un estado de ánimo depresivo crónico durante más de dos años. La persona con distimia a menudo piensa que el mal humor fue causado por un evento externo, pero las causas son internas.

Además de la tristeza persistente y el mal humor, otros síntomas de distimia incluyen:

  • Desesperación
  • Dificultad para concentrarse
  • Falta o exceso de apetito.
  • Insomnio o necesidad excesiva de dormir
  • Fatiga cronica

Las personas con distimia son difíciles de tratar, tienen baja autoestima y son muy autocríticas. Siempre están enojados, se quejan de todo y solo ven el lado negativo de las cosas. A menudo, las personas y sus familias no se dan cuenta de que existe un trastorno depresivo persistente y creen que es la forma de ser de la persona, lo cual no es cierto. María Alvarez, psicóloga.

Para tratar el trastorno, es necesario buscar tratamiento médico y psicológico. Sin embargo, para el mal humor actual y temporal, las soluciones están disponibles para todos. Aquí hay 7 sencillos consejos para mejorar su estado de ánimo.

1. Piense en sus sentimientos

Reflexionar y comprender nuestras emociones puede ayudar a modificar los pensamientos y así cambiar el impacto que las experiencias adversas pueden tener en nuestras vidas.

2. Identificar las causas del mal humor

Muchas veces estamos de mal humor y no nos detenemos a pensar en las causas de este estado de ánimo. Pero al identificar el motivo del mal humor, es posible evaluar su impacto y crear estrategias para cambiar la forma en que nos sentimos.

3. Di no al mal humor del lunes

Mucha gente odia los lunes y empieza la semana de mal humor. Si este es tu caso, intenta darle otro significado a los lunes, planificando una actividad agradable para ese día. Puedes ir a cenar con tu pareja, hacerte un masaje después del trabajo, comer algo que te guste, etc.

4. Duerme bien

Mantenga un horario regular para acostarse. Crea un ambiente adecuado, con la habitación completamente a oscuras, con el menor ruido posible y una temperatura entre 18 y 22 grados. Apague su teléfono celular al menos una hora antes de irse a la cama. Evite ingerir sustancias que estimulan el sistema nervioso central (como el café) durante al menos cuatro horas antes de acostarse.

5. Tener una mascota

Según los psicólogos, tener un perro o un gato puede mejorar nuestro estado de ánimo. Los animales nos hacen compañía, nos ofrecen cariño, promueven nuestras relaciones sociales, nos ayudan a mejorar nuestro sentido de responsabilidad, etc.

6. Ejercita el cuerpo

Actividad física produce neurotransmisores como endorfinas, serotoninas, dopamina y norepinefrina, responsables del bienestar, estado de ánimo, atención y niveles de energía.

7. Elimina a las personas tóxicas de tu vida

Hay personas que, con sus actitudes, sus formas de actuar, sus mensajes verbales y no verbales generan malestar y dolor. Si sigues compartiendo tu vida diaria con una persona tóxica, con el tiempo podrías sufrir problemas físicos y psicológicos. Por eso, analiza con quién realmente quieres compartir tu vida y despídete de los que no merecen la pena.