Saltar al contenido

Agotamiento emocional: cuando te exiges demasiado y quieres ser fuerte

julio 7, 2021

El agotamiento emocional puede ser consecuencia de exigirte demasiado y querer ser fuerte.

El agotamiento emocional es un estado de sobrecarga ante el esfuerzo. No solo estamos hablando de excesos profesionales, sino también de la carga de asumir conflictos, responsabilidades o estímulos emocionales o cognitivos.

El agotamiento emocional no ocurre de la noche a la mañana. Es un proceso latente, que se despliega lentamente hasta colapsar, cuando ya no nos aferramos.

Aunque el agotamiento emocional se experimenta como fatiga mental, puede ir acompañado de una gran fatiga física. Cuando surge, la persona puede experimentar una sensación de pesadez, una incapacidad para seguir avanzando. Luego cae en una inercia de la que es difícil escapar.

¿Cuáles son las causas del agotamiento emocional?

Surge cuando se produce un desequilibrio entre lo que damos y lo que recibimos. Las personas que la padecen son generosas, dan todo lo que pueden de sí mismas en el trabajo, en casa, en una relación o en cualquier otro campo.

A menudo encontramos este síndrome en campos muy exigentes, que requieren grandes sacrificios:

  • Un trabajo con alto riesgo de despido
  • Una familia cuyos miembros tienen muchos problemas y exigen atención.
  • Una relación romántica conflictiva o que tiene grandes dificultades.

La persona que sufre de agotamiento emocional carece de tiempo para sí misma y no recibe suficiente reconocimiento, cariño o consideración: se espera que esté siempre presente, como si no tuviese necesidades o como si fuera más fuerte que todo lo demás y pudiera aguantar cualquier cosa.

Los primeros síntomas del agotamiento emocional.

Hay pistas que apuntan al inicio del agotamiento emocional. Son señales a las que, por regla general, se les da poco peso aunque nos permitan afrontar la situación a tiempo.

  • Agotamiento físico: la persona se siente cansada todo el tiempo. Tan pronto como se despierta, tiene la impresión de que el día será una montaña para escalar.
  • Insomnio: la persona tiene dificultad para dormir porque siempre tiene problemas en la cabeza que le impiden dormir.
  • Irritabilidad: se enoja y pierde el control de sí misma repetidamente. La persona está de mal humor y es sensible a cualquier crítica o gesto de desaprobación.
  • Falta de motivación : el que sufre de agotamiento emocional actúa mecánicamente, como si tuviera que seguir haciendo lo que hace todo el tiempo. Pérdida de interés y entusiasmo por actividades que antes disfrutaba.
  • Distanciamiento afectivo: las emociones son cada vez más planas, como si sintiéramos cada vez menos.
  • Pérdida de memoria: una saturación de información y / o estímulos da lugar a frecuentes olvidos. La persona olvida fácilmente las pequeñas cosas.
  • Dificultades para pensar: la persona se confunde fácilmente. La menor actividad le lleva más tiempo que antes y razona más lentamente.

llorando.jpg

¿Cómo salir del agotamiento emocional?

Evidentemente, la mejor forma de superar el agotamiento emocional es descansar. Es importante encontrar tiempo libre para relajarse y estar tranquilo. Las personas con altas exigencias, por ejemplo, pueden pasar años sin tomarse unas vacaciones. Esto es algo que absolutamente no debes hacer, porque la fatiga aparecerá tarde o temprano. Por lo tanto, lo primero que debe hacer es tomarse unos días para descansar.

Otra solución es trabajar para tener una actitud diferente hacia las obligaciones diarias. Cada día debe incluir tiempo dedicado a compromisos, pero también tiempo para descansar y realizar actividades gratificantes. Es absolutamente necesario aprender a dejar de lado el perfeccionismo o la obsesión por querer gestionarlo todo.

Finalmente, es muy importante tomar conciencia de uno mismo: para ello, lo ideal es tomarse un poco de tiempo cada día para estar solo: respirar, reconectarse consigo mismo, con sus deseos. Es fundamental desarrollar una actitud de comprensión y bondad hacia uno mismo. Si no lo hacemos, tarde o temprano nos será imposible continuar.