Saltar al contenido

Aprende a escuchar tu cuerpo

julio 30, 2021

Meditar, relajarse, respirar, detenerse, tomarse el tiempo … términos que son muy populares … ¿Pero qué aportan en términos concretos?

Meditar, relajarse, respirar, detenerse, tomarse el tiempo … términos que son muy populares … ¿Pero qué aportan en términos concretos?

En un momento en que nos venden bienestar casi en todas partes, es interesante hacer un balance de los beneficios de estas técnicas. Nuestra cultura occidental no integra estas nociones tanto como ciertas culturas orientales para las que estos ritos son momentos reales de la vida.

Pero la hora es bienestar. La conciencia parece estar ocurriendo lentamente.

Date cuenta de tu estado emocional

Por tanto, es de hecho esencialaprender a reenfocar, para tomarse el tiempo (unos minutos pueden ser suficientes) para «escucha «lo que nuestro cuerpo tiene que decirnos… El simple hecho de toma conciencia de tu respiración, de dónde se ubica, puede ser un buen indicador de nuestro estado emocional.

En efecto, respiración alta (en el pecho) y rápido, indica un alto nivel de estrés o fatiga. A respiración más baja a nivel del esternón puede reflejar una ansiedad más o menos profunda, mientras que una respiración ventral indica calma y serenidad.

No se trata de «juzgarse», de darse un aprecio (bueno o malo), sino simplemente de observar, escuchar. Así, en unos minutos, podrás darte cuenta de tu estado emocional para calmarte si es necesario. Aprender a escuchar a tu cuerpo es fundamental.

Permitir que las emociones fluyan libremente dentro de nosotros.

Se «conectar» a tu cuerpo unos minutos al día le permite aprender a detectar lo que está sucediendo allí:

Tensiones, dolores, hormigueo … a fuerza de ejercicio, se vuelve rápido y fácil escuchar en pocos minutos lo que tu cuerpo te está diciendo; al escucharlo y acoger tus sentimientos, dejas que tus emociones fluyan libremente, les das espacio, sin juzgar, solo con darles la bienvenida.

¡Una felicidad simple y esencial que recomiendo mucho!