Saltar al contenido

¿Cómo curar la monofobia?

agosto 2, 2021

La monofobia se refiere al miedo a estar solo. Mientras que algunos se lo pasan en grande en su propia compañía, otros tienen mucha más dificultad para estar solos …

De hecho, si algunas personas se lo pasan en grande en su propia compañía, otras tienen mucha más dificultad para estar solas, sentirse tristes y abandonadas. ¿Cómo superar este miedo a la soledad?

Cuando hablamos de soledad, solemos hacer la distinción: está el hecho de estar solo voluntariamente, pero de poder vincularse a un grupo social cuando surge el deseo. Y está el hecho de estar aislado, realmente solo, como es el caso, por ejemplo, de muchas personas mayores.

Estudios científicos han demostrado que la soledad acompañada de un sentimiento de abandono disminuye nuestras defensas inmunológicas y aumenta la presión arterial así como el nivel de cortisol (hormona del estrés). También puede tener consecuencias físicas como sobrepeso, dependencia de drogas o alcohol o incluso trastornos del sueño.

¿Por qué tenemos miedo de estar solos?

La capacidad de estar solo se desarrolla durante la niñez, pero quienes temen la soledad pueden haber sufrido privaciones emocionales durante la niñez. Por lo tanto, podría haber sido una separación de un padre (generalmente la madre) visto como un trauma, ya sea que esta ausencia fuera real (viaje, hospitalización) o psicológica (depresión, adicción a las drogas). Adultos, las personas que han padecido esta deficiencia necesitan saber que los demás se preocupan por ellos, y no han podido interiorizar en la infancia el hecho de que sus amigos y familiares pueden pensar en ellos, incluso estando separados por la distancia.

Algunas personas que han vivido solas una situación traumática también pueden tener miedo de estar solas (por ejemplo, una agresión, ser seguidas en la calle, etc.). La monofobia también puede estar ligada a la fobia a una situación que solo experimentas cuando estás solo: miedo a la oscuridad, miedo al silencio, o incluso miedo a ti mismo. Estar con otra persona evita así estar a solas con sus ansiedades.

Si estamos cada vez más conectados gracias a las redes sociales, y que podamos mantener correspondencia con nuestros amigos en cualquier momento del otro lado del planeta, no impide que la media de amigos cercanos por persona haya caído en los últimos años de 3 a 1 o ninguno.

Elsa Punset, autora y filósofa, precisa que esta ausencia de amistad se observa enormemente en los mayores de 30, y es un factor que favorece la monofobia.

Los medios de comunicación y la sociedad en general también promueven ampliamente la idea de que solo podemos lograr la felicidad en la sociedad, ya sea con la familia, los amigos o, mejor aún, en pareja. Sin embargo, si realmente podemos experimentar grandes momentos de felicidad con las personas que amamos, no hay ninguna razón por la que no podamos experimentarlos también solos. Por el contrario, es mejor vivir las cosas bellas solo que sentirse obligado a mantener relaciones sociales o románticas vacías que ya no aportan nada.

¿Cómo dejar de tener miedo a estar solo?

Podemos superar este miedo a estar solos, sabiendo que es un proceso largo y requiere compromiso de nuestra parte. Sin embargo, si este miedo a la soledad te provocó demasiado sufrimiento, no dudes en contactar con un especialista en psicología que pueda ayudarte.

Para empezar, sepa que el miedo a estar solo es irracional. Para contrarrestarlo, en lugar de recurrir a relaciones sociales que no son necesariamente satisfactorias o emocionantes, lo invitamos a trabajar en la autoestima, la confianza en las habilidades y la realización personal.

  • ¡Valora la soledad! Hacer las cosas solo no significa aburrimiento. Intente hacer actividades por su cuenta y elogie a sí mismo cada vez que lo haya hecho: salir a tomar un café por su cuenta, ir al museo o al cine, hacer deporte o incluso leer un libro.
  • Diviértete: pasar tiempo contigo mismo te ayuda a conocerte mejor y darte cuenta de lo especial que eres. El despertar al autoconocimiento real pasa por la soledad, es esta la que nos permite tomar conciencia de nuestro valor y desarrollar la autoestima. Empieza poco a poco y asociando una emoción positiva a la soledad: darte un baño, escuchar música que te guste, leer … Empieza con unos minutos de soledad, luego aumenta gradualmente tus actividades y tu tiempo a solas.
  • Eres la persona más importante de tu vida: eres la persona en el corazón de tu vida, debes dejar espacio para florecer y permitirte ser el dueño de tu vida.

plus.jpg

  • Ten confianza en ti mismo: Es más fácil decirlo que hacerlo, es cierto, pero conocerte a ti mismo, ganar confianza en ti mismo y en tus habilidades es una forma de afrontar mejor la soledad.
  • Racionalice su miedo: El miedo a la soledad es irracional y la mejor manera de desactivarlo es identificar qué lo está causando. Hay una causa lógica para este miedo, y saberlo te permitirá aceptar mejor los momentos de soledad, e incluso beneficiarte de él y obtener beneficios de él. Para ayudarte, escribe todo lo que sientes y los pensamientos que te vienen cuando estás solo.
  • Deja el pasado atrás: Es posible que tu miedo a la soledad tenga su origen en experiencias pasadas, pero debes dejar atrás todo el peso de estas vivencias que influye en tu presente (miedo al abandono, resentimiento, odio …). Perdona y supera estos recuerdos, si es necesario con la ayuda de un psicólogo.
  • No estar en una relación para estar con alguien: todos conocemos a alguien a nuestro alrededor que permanece en una relación porque no quiere estar solo. Sin embargo, estar en una relación no es una condición. sine qua non felicidad. Necesitar la compañía de otra persona no siempre significa alegría.
  • Estar solo y ser dos: incluso como pareja, es posible que necesite sus momentos de soledad. Nadie te pide que hagas todo juntos, e incluso es recomendable que te tomes un tiempo para ti, para vivir las experiencias de forma individual.