Saltar al contenido

Cómo ser más carismático en 10 pasos

marzo 21, 2021

Algunas personas son agradables, mientras que otras tienen un carisma que todos adoran. ¿Cuáles son los rasgos de personalidad de las personas carismáticas? ¡Te lo explicamos!

los carisma es la capacidad de atraer, encantar e influir en los demás. Por lo general, es fácil identificar cuando alguien es carismático. Son personas que, cuando entran en un entorno lleno de desconocidos, no se dejan intimidar. En pocos minutos, dejan a los demás fascinados por su forma de ser, como imanes. La persona carismática automáticamente nos da energía y nos motiva a seguir adelante. Es una persona muy agradable, pero va más allá.

Al igual que la empatía, el liderazgo o la asertividad, el carisma es una habilidad social que se puede aprender. Desarrollar tu carisma tiene muchas ventajas. Los principales son:

  • Mejor calidad de las relaciones personales;
  • Una mayor probabilidad de éxito profesional;
  • Incremento del círculo social;
  • Beneficios para la salud física y mental.

¿Cómo desarrollar el carisma?

Como todo en la vida, aprender a ser carismático requiere esfuerzo, concentración y determinación, pero vale la pena porque es una cualidad que puede (y en gran medida) aumentar tu calidad de vida. A continuación, te presentamos 10 características de las personas carismáticas para que intentes aplicarlas en tu vida diaria.

1. Emiten energía positiva

Las personas que tienen carisma son alegres, dinámicas y tienen la capacidad de liberar muchas emociones positivas de quienes las rodean. Se entregan en cuerpo y alma a cada experiencia. Invitan a otros a compartir sus pasiones, pero también son muy colaborativos, siempre buscando ayudar a las personas a prosperar y desarrollar su potencial.

2. Sonríen con más frecuencia

Innumerables estudios sugieren que una sonrisa genuina nos hace más atractivos y deja a los demás más abiertos a escuchar nuestras ideas y perspectivas. Además, las personas que suelen sonreír son más amables, cercanas y eso nos da mucha más confianza.

3. Evitan quejarse de todo

A nadie le gusta estar cerca de alguien que nunca es feliz y que siempre ve el vaso medio vacío. Las personas que tienen carisma encuentran en los obstáculos la oportunidad de crecer, evitando quejarse de todo. Y cuando esa persona está con alguien que es pesimista, intenta iluminarlo un poco con una actitud más positiva.

4. Confían en sí mismos

Son personas que confían en su capacidad para resolver problemas cotidianos. Cuando tienen una meta, por lo general no se rinden para lograrla. Creen en su conocimiento, experiencia, fortalezas y valor. También conocen la diferencia entre confianza y narcisismo. Ellas no minimices a la gente a su alrededor y no se siente superior a nadie. Buscan compartir su confianza con otros para inspirarlos.

5. Crean una conexión real

Cuando alguien carismático te habla, te sientes como el único individuo del planeta. La persona carismática está verdaderamente enfocada en tus ojos, tus palabras y tus sentimientos. Dependiendo de cada situación, te hace sonreír, te hace sentir escuchado, especial o interesante.

6. Tienen mucha convicción

Las personas carismáticas creen firmemente en algo. La fuerza y ​​la energía que desprenden los hace muy capaces de influir positivamente en los demás. Su convicción y acciones consistentes hacen que otras personas los sigan.

7. Son resistentes

Las personas carismáticas pueden adaptarse mejor a los cambios en la vida y superar la adversidad. Toman las dificultades como una oportunidad para aprender. Saben que las fases complicadas de la vida no duran para siempre y que el futuro depende de cómo reaccionas ante ellas.

8. Tienen una mente abierta

La persona carismática está siempre abierta a nuevas ideas. Les gusta escuchar las opiniones de los demás, incluso las que difieren de las suyas. Con frecuencia prueban cosas nuevas, buscando salir de su zona de confort.

9. Están atentos

Son personas que prestan atención a los detalles y nunca pierden la oportunidad de encontrar algo positivo en los demás. Por eso su elogio es siempre genuino. Cuando conoces a alguien nuevo, quieres recordar el nombre de la persona y decirlo en una conversación.

10. Dominan el lenguaje corporal

Una persona carismática sabe que el lenguaje corporal es el lenguaje universal. Por lo tanto, ella te mira a los ojos, no se cruza de brazos en una conversación, adopta la escucha activa, lo que ayuda a crear cercanía. Muestra a través de sus acciones una actitud accesible y abierta hacia los demás.