Saltar al contenido

Cree en la palabra liberadora – Chantal Pironi

abril 12, 2021

Desde el primer llanto al nacer hasta la necesidad de expresar sus historias de vida, es la palabra la que permite al paciente liberarse, pero también encontrar soluciones para fortalecerse.

Después de los estudios universitarios, me formé en psicoanálisis en el Instituto Freudiano de Psicoanálisis, primero en Lyon, luego en Nimes.

Yo practico como liberaly recibir en mi oficina niños, adolescentes, adultos, parejas, así como bebés. Tengo experiencia conniños de todas las edades, incluyendo adolescentes. Durante muchos años, seguí dentro de una institución de familias en dificultades de comunicación con su niño o adolescente, presentación trastornos del comportamientot tales como ansiedad, fobias, depresión, enojo excesivo, adicciones (incluidas anorexia y bulimia).

Todos los martes por la tarde, organizo clase de masajes para bebés en el café educativo Le Caravansérail, en Villeurbanne, en los suburbios de Lyon. Estos masajes le permiten trabajar en el vínculo padre-hijo : lo que ocurre durante los primeros meses de vida es muy importante tanto para las madres como para los padres, la interacción con el infante es muy emocional, puede revivir muchas cosas.

Invito a mamás y papás a expresarse, a tomar conciencia de su papel de padre, para darles confianza en sí mismos para responder a las necesidades físicas, mentales y emocionales de su bebé.

Durante una sesión de masaje, suceden cosas: los bebés gorjean, otros tienen hambre, otros lloran, otros se duermen. Los padres salen con una nueva perspectiva de su hijo, de su bebé. Es un momento emotivo, tanto para los bebés como para los padres.

Mi oficina se encuentra a 15 minutos de los suburbios de Lyon, Oullins : Lo quería simple, pero agradable. A menudo, mis pacientes me dicen que se «vacían» después de una sesión de unos 50 minutos.

Lo sueltan y eso es bueno.

Estar en terapiaes lograr un trabaja en ti mismo, libera tu inconsciente para mejor afrontar la vida con sus alegrías y sus penas. La duración de las sesiones varía según el tipo de paciente y el problema a trabajar.

Como yo soy psicoanalista, algunos de mis pacientes yacen en el sofá, Trabajo así más bien con el pensamiento libre, gracias a asociaciones libres. El paciente está acostado y no ve mi mirada, esto me permite trabajar de manera diferente con él. Por supuesto, le doy la opción al paciente, lo discutimos juntos. Algunos no desean acostarse, otros desean acostarse mucho más tarde… Respeto su temporalidad. Cada uno tiene su propio ritmo no debemos apresurar las cosas. El seguimiento es diferente en particular porque, a nivel narcisista, la persona debe haber reanudadoamor propio para trabajar con su inconsciente.

Normalmente recibo una vez a la semana o cada dos semanas: elacompañamiento es una obra de palabra, porque el palabra libera mucho, yo creo en eso. La TCC, por ejemplo, se centran más en la brevedad.

El ser humano es un ser de habla, como Francoise Dolto lo escribió tan bien en su libro Todo es lenguaje :

El primer llanto al nacer es este primer idioma.

Yo creo en el fuerza de las palabras para crecer, ir adelante. Toda nuestra vida seguimos creciendo, lo importante es vivir bien, deestar en paz con uno mismo : gracias a la terapia, por supuesto que hay conciencia que están hechos pacientes encontrar los adecuados ellos mismos soluciones. No hay posibilidad, todo lleva a otro por reacción.

Nosotros somos todos marcado por nuestra propia historia, todos nos encontramos un día trampas en nuestro camino: algunas personas se defienden mejor que otras, algunas necesitan cumplir un terapeuta en un momento preciso de su historia, cuando se encuentran dificultades. Otras personas solo necesitan terapia para conocerse mejor.

En tanto que psicoanalista, Estoy aquí para escuchar todas las historias. Yo mismo hice un trabajo deanalisis personal durante años, y Es porque he trabajado en mí mismo y creo en el poder de hablar que nos libera que a su vez, es verdad, puedo escuchar a los demás.. A menudo, hay problemas que se transmiten de generación en generación, en la misma familia.

Creo que el mayor regalo que podemos dar, tanto a un niño como a uno mismo, en todas las edades, es este trabajar en uno mismo, personal, para traer lo mejor de nosotros mismos, porque la educación implica la transmisión de valores.

Pronto, en octubre de 2014, organizaré una conferencia sobre miedo en los niños hasta los 9 o 10 años.

No necesariamente realizo pruebas, confío en cambio en las herramientas de psicoanalistas como Klein, Doltoetc. Para niños, la terapia se basa en del juego, del dibujo, con o sin los padres.

Todos estamos vinculados en nuestra historia, algunos tenemos defensas más fuertes y no necesariamente sentimos la necesidad de acudir a un terapeuta, pero puede liberar muchas cosas.

¿Qué nos hace decir que este es el final de la terapia?

Cuando la persona se siente más fuerte para afrontar la vida, sus penas y sus alegrías. El objetivo de la terapia es fortalecer a la persona, ayudarla a afrontar la vida.