Saltar al contenido

Déjalo ir a florecer

agosto 24, 2021

Si bien muchos de nosotros nos aferramos al pasado para justificar nuestras decisiones actuales, es importante aprender a vivir en el presente y dejarlo ir.

«A veces, dejarse llevar es un acto más poderoso que ponerse de pie o aferrarse». Eckhart Tolle

Aceptar te permite seguir adelante

Aceptar el pasado nos permite avanzar mejor. Todos hemos podido experimentar dolor físico o emocional de una forma u otra a través del duelo, la ruptura, el despido o incluso la enfermedad. Estas etapas nos construyen, nos moldean y las superamos si sabemos cómo dejarlas atrás. No podemos elegir escapar de estos eventos, pero podemos elegir nuestra actitud hacia ellos. La importancia que les damos y el poder que tienen / tendrán sobre nuestra vida.

Dos posibles actitudes son posibles frente a estas dificultades:

  • una actitud pesimista : podemos resignarnos y arrastrar todas nuestras heridas / dolores como pelotas. Hacernos pasar por víctimas e intentar avanzar con este peso sobre nuestros hombros.
  • una actitud optimista : podemos ver todas estas dificultades como experiencias o una fuente de aprendizaje. Tenemos que aceptar lo que es y usarlo como motor. Entonces se vuelve inútil llevar peso / carga hasta nuestra muerte. Nos hace sentir más ligeros acerca de la vida y nos damos cuenta de que nuestra actitud ante una lesión es más importante que la lesión en sí.

Aprende de una experiencia difícil

Dejar ir no es tan difícil como parece. ¿De qué sirve repetir situaciones dolorosas o perpetuarlas? No se puede cambiar el pasado, lo hecho, hecho está. También para aprender de una experiencia pasada difícil o dejar de ser esclavo de ella, tienes que aprender a afrontar lo que te ha pasado, tienes que aceptar que no puedes cambiar la situación, date cuenta de que probablemente hiciste tu mejor esfuerzo en ese mismo momento y sigue adelante.

Está acordando cerrar ciertas puertas, que abrimos otras. Tienes la capacidad de recrearte a ti mismo todos los días, no dejes que tu pasado defina quién eres ni te convierta en lo que no quieres ser. Dejar ir es bastante simple tener confianza en el futuro y aceptar el presente.

Déjalo ir a diario

Si dejar ir es ante todo aceptar lo que fue y es, también hay muchas otras cosas en el día a día como:

  • Estar desapegado : cuando escuche comentarios o conversaciones que no le gusten y sus pensamientos sean negativos, díganse a sí mismos «no apegado», esto le permite soltar instantáneamente la situación. Al romper el control, te permites mantener todas tus energías y revisar tus percepciones. Recuerda enfocar tus imágenes mentales, pensamientos o actitudes en cosas felices. No cambiamos los eventos, pero cambiamos nuestras reacciones.

  • Sal de tu zona de confort : ¿Qué está saliendo de tu zona de confort? Cambia nuestras percepciones, escucha otros puntos de vista, haz cosas nuevas, aprende cada día en resumen sin tener miedo de toparte con tus propios filtros.
  • Cambia tus creencias : haz una lista de tus creencias, especialmente aquellas limitantes que muchas veces provienen del entorno (padres, profesores, etc.) como «debes olvidarte de ti mismo por los demás» o «deja de llorar, ya no eres un bebé», etc. Recupere el poder sobre estas creencias falsas escribiendo al lado que recupera el poder personal sobre esas frases prefabricadas y cualquier otra cosa que considere conveniente escribir para socavar esas creencias.
  • Sé sensible : Ser transparente y aceptar quién eres, cada uno con tu sensibilidad, significa aceptar tus faltas, tus necesidades, tus miedos, tu sensibilidad y también aceptar ayuda cuando la necesitas.
  • Promover la comunicación constructiva : las guerras del punto de vista no conducen a nada, pero al contrario saber que toda energía negativa hacia los demás pasa por uno mismo, además el otro es una herramienta de evolución para uno mismo porque permite ejercitar su no-resistencia, soltarse, y mostrarte lo que puedes y no puedes aceptar. Culpar a la otra persona o hacer que se sienta culpable no ayuda. También tenga cuidado de respetarse a sí mismo y respetar sus límites.
  • Disminuir / prohibir reseñas : la crítica negativa no te hace vibrar y mantener pensamientos positivos. Todo lo que piensas se refleja en tu vida diaria, así que cuanto más positivos sean tus pensamientos, más beneficioso te sucederá.

Y tú, ¿cuáles son tus consejos para dejar ir?

Si quieres trabajar en tu soltar, los profesionales especializados en desarrollo personal están a tu disposición.