Saltar al contenido

Enamorarse y amar: ¿cuál es la diferencia?

junio 13, 2021

¿Cuándo termina esta fase en la que nos enamoramos? ¿Es de ahí de donde realmente hablamos de amor?

Comprender la diferencia entre el amor maduro y no estar enamorado se basa principalmente en saber la diferencia entre enamorarse y amar. Usualmente usamos los dos términos indistintamente cuando hablamos coloquialmente, pero la verdad es quehay una gran diferencia entre ellos. Este es quizás el flechazo que más solemos encontrar en las películas románticas e identificamos a los mejores. Esa fase de pasión, entusiasmo y alegría por otra persona cuando comienza una relación. La mayoría de las veces, no vemos las faltas de la persona durante esta fase, al contrario cuando amamos, entonces nos damos cuenta de ellas y queremos seguir con esta persona a pesar de todo.

Enamorarse

Las relaciones son un camino. Un camino acompañado de otra persona que hemos elegido tener a nuestro lado. No porque lo necesitemos, sino porque queremos que este a nuestro lado mientras caminamos. En la primera fase del camino encontraremos todas las ilusiones y sueños de algo nuevo, que no conocemos y realmente queremos, porque nos llama la atención. Puede que no sepamos por qué, pero nos atrae el descubrimiento, nos hace sentir bien y lo queremos.

Este comienzo está marcado por la idealización de esta persona y lo demostramos con pasión. En este punto, tenemos uno de los elementos, un pilar, para una relación exitosa según la teoría del triángulo amoroso de Robert Stenberg.

Amor romántico

La primera parte del camino no dura para siempre. No hay un tiempo específico, puede ser de seis meses o un año. Pero, pasa el tiempo, seguimos caminando, y podemos elegir entre: perder la ilusión por este amor o seguir con él comprometiéndonos. Si elegimos esta segunda opción, ingresaremos un amor romántico donde la intimidad, la pasión y el compromiso entre la pareja juegan un papel clave.

La ilusión permanece presente, aunque la relación es mucho más estable y La pasión se reduce en cierta medida para dar más importancia a otros aspectos.

Amor maduro

El amor maduro se encuentra en el resto del camino. Hay momentos en que el amor maduro dura toda la vida hasta la vejez, y otros momentos en que este amor maduro no sucede y la relación termina después del amor romántico. Esta sería la fase más verdadera de la relación.. Ya se conocen perfectamente y han tenido que ir construyendo su relación poco a poco para que el respeto y el resentimiento no les afecten en el camino. De esta manera, el amor, la lealtad y la sinceridad ganan mucho poder en tu relación.

Pensar que el amor maduro significa tener a una persona a nuestro lado por el resto de nuestras vidas está mal. No se trata de seguir siendo persona porque nos conviene, porque nos ayuda o porque es el padre de nuestros hijos. El amor maduro es el que hemos elegido para acompañarnos, no porque lo necesitemos, ni porque sea un adorno en nuestra vida, sino porque queremos que siga acompañándonos y amándonos. Sin embargo, debes tener en cuenta que cada camino tiene sus baches y nunca será como el comienzo de la relación. Ya no estamos en el amor romántico, ni en la fase de enamoramiento.

Características del amor maduro

  • Admiración : Admirar significa respetar y valorar, ya sea el talento como forma de ser de quien comparte su vida con nosotros.
  • Dificultades : cada persona va acompañada de una mochila sentimental de relaciones y miedos anteriores. Estas emociones implican la exposición a temores de «¿volverá a suceder esto?» con otra persona que tenemos que superar para fortalecer la relación.
  • Comunicación : Hablar, escucharnos y respetarnos según las opiniones y pensamientos de cada uno es importante para poder avanzar en la misma dirección.
  • No es perfecto : no es un amor ideal, ni un cuento de hadas, pero te hace feliz y eso es lo que más te importa.
  • El no intenta hacerte daño : mentir o manipular son términos que quedan excluidos de esta relación.

En esta etapa, ¿en qué etapa te encuentras?