Saltar al contenido

Las consecuencias del abuso infantil

febrero 6, 2021

El maltrato infantil es un problema de salud global que afecta a todos los países y todas las clases sociales, sus repercusiones en la edad adulta pueden ser muy graves.

Es importante señalar que muchos estudios hablan de laimpacto mental del abuso infantil en la infancia, sin olvidar que ser testigo de violencia doméstica tiene el mismo impacto que recibirlo directamente. Aproximadamente el 50-80% de la población adulta informó haber experimentado al menos una forma de abuso en la infancia (Finkelhor et al., 2009).

Las consecuencias son diversas y variadas

  • Trastornos de ansiedad (fobias específicas, Trastorno de ansiedad generalizada …);
  • Trastornos depresivos;
  • Abuso de sustancias;
  • Aumento de la cronicidad y los intentos de suicidio;
  • Trastorno límite de la personalidad.

Prevención de abuso infantil no es una prioridad política, a pesar de la magnitud del problema y la creciente conciencia de su alto costo social. Esta relativa falta de voluntad se vio agravada por una conocimiento insuficiente de los efectos graves y duraderos del abuso infantil en la salud, la carga sanitaria que representa y sus implicaciones en términos de costes sanitarios (OMS, 2009). Por eso, como profesionales, nuestro trabajo es concienciar sobre los efectos del maltrato infantil y la importancia de luchar para proteger a nuestros menores.

Factores de riesgo de maltrato

Algunos factores de riesgo de abuso infantil presentes en las relaciones con familiares, amigos o pareja con quienes lo rodean son:

  • Ausencia o ruptura de vínculos entre padres e hijos;
  • Problemas de salud física, inmadurez o mental de un miembro de la familia;
  • Desintegración familiar, por ejemplo debido a problemas conyugales o de relación que causan inestabilidad mental del niño durante la niñez o la edad adulta, infelicidad, soledad, tensión o disputas por la custodia;
  • Violencia dentro de la familia, entre padres, entre hijos o entre padres e hijos;
  • adoptar roles irrespetuosos de género o pareja con uno o más miembros del hogar;
  • Aislamiento social ;
  • Falta de una red de apoyo para ayudar en situaciones difíciles o tensas en una relación;
  • Interrupción de la asistencia familiar para criar al niño;
  • Discriminación contra la familia por motivos de raza, nacionalidad, religión, sexo, edad, orientación sexual, discapacidad o estilo de vida;
  • Participación en actividades delictivas o violentas en el entorno comunitario.