Saltar al contenido

Ser padre, ¿un papel no tan fácil?

agosto 10, 2021

En este Día Mundial de los Padres, echemos un vistazo a lo que los padres aportan a sus hijos, lo que les transmiten. Un rol con muchas responsabilidades.

La relación padre-hijo evoluciona a lo largo de los años, incluso podemos decir que cambia constantemente. Hay tantos padres e hijos como relaciones, pero todos los padres tienen un papel que desempeñar con sus hijos. En el Día Mundial de los Padres, es bueno recordar que el papel de los padres es exigente y los estudios muestran que los padres siguen siendo la influencia más importante sobre sus hijos. Responsabilidades que no deben tomarse a la ligera …

Ser padre es una palabra que abarca muchas responsabilidades y que también puede asustar a algunas personas. Este término abarca diferentes facetas, pero hoy hemos decidido centrarnos en el papel de los padres para el correcto desarrollo del niño.

Da amor y construye estructura

El amor es un ingrediente muy importante, si no el principal, como lo es el entorno familiar en el que crecerá el niño. Una relación basada en el amor ayuda a traer confianza en sí mismo y autoestima a su hijo. Sonrisas, abrazos, cumplidos, interés y disponibilidad para su hijo son todas formas de demostrarle a su hijo que lo ama. Pero ojo, una relación amorosa no es suficiente, y aquí es donde entra el marco, que también sigue siendo fundamental. Una estructura y supervisión permiten al niño orientarse todos los días y desarrollarse de manera saludable.

Comunicarse con su hijo

Un padre debe saber comunicarse con su hijo, es elemental y puede parecer una tontería, pero escuchar a su hijo y dialogar es fundamental. ¿Qué implica esto? Comunicarse es explicarle a su hijo por qué ciertas cosas están prohibidas y no imponerle reglas que no comprenda. Por supuesto, no es necesario explicar todo, hay reglas de seguridad o sociales en particular que, cuando se explican por primera vez, se convierten en prohibiciones que no deben romperse. Así, el niño aprenderá los límites a no sobrepasar y los comportamientos aceptables. Al mostrar que las acciones tienen consecuencias, les damos a los niños buenos hábitos. Pero comunicarse también es escuchar a su hijo cuando tiene opiniones diferentes sin juzgarlas.

Saber cómo animar a tu hijo

Un padre debe alentar a su hijo, sin presionarlo. Es decir, potenciar sus resultados académicos o deportivos sin convertirlos en un mandamiento a un “siempre más” que podría ser inalcanzable para el niño y crear en él un sentimiento de inutilidad.

Déjale su jardín secreto

Como padre, y a veces es difícil, pero tienes que darle a tu hijo tu jardín secreto y no intentar averiguarlo todo. Especialmente en la adolescencia, puede monitorear a sus asociados mientras mantiene la distancia para no invadir y gobernar su vida.

Valores morales y educación

¿Y los buenos modales? Los buenos modales no se pueden enseñar, son inconscientes, como los valores morales. Por ejemplo, el sentido de la responsabilidad y el coraje responden a esta herencia inconsciente y se construyen todos los días a través del discurso y la imitación de los padres.

La educación comienza al nacer, es fruto de una evolución que involucra lo psíquico y lo corporal. Los padres deben ser un ejemplo en este ámbito para transmitir sus valores morales. De hecho, es viendo a sus padres hacer y decir que el niño aprende. El niño actúa siguiendo el ejemplo de sus padres, y el discurso no es suficiente, es la experiencia la que prevalece en este caso.

¿Tu relación padre-hijo no va como tú querías? Puede consultar a un psicólogo, terapia familiar para resolver este problema o contactar a un psicólogo especializado en educación para padres.